Bajo el marco del proyecto de investigación: Mapas conceptuales: una herramienta para el aprendizaje significativo en matemática (Disp. CyT Nº 020/10 – UNPSJB)

Entradas etiquetadas como ‘aprendizaje constructivista’

Mapas conceptuales como portafolios

EL MAPA CONCEPTUAL, UNA ESTRATEGIA VIVA

Olga Lucía Agudelo Velásquez, I. E. Gabriel García Márquez, Colombia

agudolga@hotmail.com

Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 ________________________________________________________

En el artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales los autores cuentan su experiencia en el uso de mapas conceptuales como portafolios, de modo que los alumnos recopilan en ellos las evidencias del trabajo.

Los autores comienzan señalando que la manera en la que se venían utilizando los mapas conceptuales en la institución en la que se lleva a cabo esta experiencia (nivel preescolar-primario-secundario) generaba en los estudiantes sensación de dificultad y por ende de desmotivación. Los mapas conceptuales eran utilizados como recurso pedagógico (ya elaborados o contenidos en un libro, de modo que los estudiantes debían interpretar su contenido) o como recurso de referencia (retomándolos en algún momento pero no utilizándolos para realizar comparaciones entre los aprendizajes obtenidos).

El trabajo propuesto por los autores, bajo la concepción del aprendizaje colaborativo y constructivista, pretendía la creación de mapas conceptuales en el desarrollo de un núcleo completo de contenidos, tornándose en una estrategia activa de aprendizaje y en repositorio de recursos, evidencias y opiniones de los estudiantes.

Los mapas conceptuales son herramientas gráficas para organizar y representar conocimiento. A medida que los alumnos construyen sus propios mapas van aprendiendo en su proceso de formación y van modificándolos, asegurando así un aprendizaje significativo. Los mapas conceptuales muestran las relaciones entre los conocimientos previos de los estudiantes y los nuevos conceptos, en un contexto de
interacción y que deja huellas de sus progresos. Las relaciones que se generan en los estudiantes al elaborar los mapas conceptuales son mucho más ricas que aquellas que surgen de la sola interpretación de un mapa creado por otros.

El artículo describe en detalle la metodología utilizada para la elaboración de los mapas conceptuales. Por ejemplo, de una investigación realizada por los alumnos en Internet sobre el tema a tratar surgen los conceptos que serán luego utilizados en el mapa, actividad realizada de manera grupal. La formación de proposiciones se realiza de acuerdo a las opiniones del grupo, tomando dos alumnos dos conceptos de los seleccionados y vinculándolos entre si frente a la clase. Por parejas arman finalmente el mapa conceptual, previa referencia de las vinculaciones entre conceptos discutidas por el grupo.

Para la elaboración de los mapas se utiliza LiveMappers, que permite y facilita el trabajo colaborativo y la integración de otros servicios (http://livemappers.com). Este entorno provee un blog, que el docente utiliza para registrar las actividades que se van realizando y se convierte en fuente de consulta para los estudiantes, además de contener recursos de referencia. En el mismo lugar los estudiantes pueden participar de discusiones acerca de los temas desarrollados y sobre los mapas conceptuales elaborados. Además se utiliza CmapTools dentro de este entorno.

A medida que se avanza con un tema nuevo, se incluyen en el mapa los nuevos conceptos y se establecen nuevas proposiciones, tornándose entonces en un proceso iterativo que requiere de una constante revisión del mapa y la modificación de lo que se considere adecuado. En ocasiones se reparten temas que son trabajados por ciertos grupos y expuestos a los demás a través de los mapas conceptuales.

A medida que el proyecto avanza los alumnos crean material propio o abren espacios de la Web 2.0 que comparten con sus compañeros a través de los enlaces incluidos en los mapas conceptuales. Incluso pueden incluir recursos generados por otros grupos que les parecen importantes rescatar en sus propios mapas.

Los autores destacan las bondades de LiveMappers: permite hacer más dinámico el trabajo, comentar los mapas, trabajar de manera colaborativa en LiveMappers, contar con un blog y establecer discusiones.

Los mapas conceptuales a su vez son utilizados como instrumento de evaluación de los aprendizajes. En el proyecto los autores evalúan el mapa conceptual (estructura correcta y proposiciones verdaderas), las evidencias que se anexan al mismo (que muestran el nivel de competencias obtenido), la socialización del mapa y la sustentación que se hace frente a los comentarios de los compañeros, la participación en las discusiones y el trabajo colaborativo. También deben tenerse muy en cuenta los problemas técnicos o de conectividad que pueden llegar a afectar los resultados obtenidos.

Dentro de las conclusiones brindadas por los autores se rescatan los siguientes aspectos:

  • El uso de mapas conceptuales dinamiza el desarrollo cognitivo en el proceso de aprendizaje y permite al docente comprobar el desarrollo de competencias y el logro de los objetivos curriculares.

  • LiveMappers es un espacio virtual con herramientas para la creación de mapas conceptuales y servicios de la Web 2.0 que permite superar barreras tecnológicas, de comunicación e integración a través de un espacio virtual.

  • El uso de los servicios que ofrece la Web 2.0 es una oportunidad inigualable para apoyo del proceso de aprendizaje, permitiendo la práctica del respeto hacia los demás, el aprender a ser un ciudadano digital y traspasar este aprendizaje a todos los ámbitos de su vida como estudiante.

  • El trabajo colaborativo mediado por entornos virtuales permite una mayor interactividad, la creación de vínculos entre los miembros del grupo y generar actitudes responsables frente a ellos.

  • Los mapas conceptuales permiten recopilar evidencias de los contenidos educativos trabajados en un solo espacio.

Mapas conceptuales y estudiantes repitentes en el nivel secundario

¿QUÉ SE REPITE CUANDO SE REPITE?
USO DE MAPAS CONCEPTUALES PARA LA REFLEXIÓN

María Eugenia Alonso & Liliana Mabel Paradiso
Liceo N° 1 “José Figueroa Alcorta”
Ciudad de Buenos Aires
Argentina.

mariualonso@gmail.com

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 ____________________________________________________

En el trabajo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales las autoras describen un proyecto experimental que apunta a revisar las causas que llevan a estudiantes de nivel secundario a repetir varias veces un curso, a fin de subsanar aquellas dificultades que surgen asociadas a la evidencia de que estos estudiantes no presentan cambios que les permitan superar al siguiente año la situación de frustración por la que atraviesan. Para esta tarea consideran adecuado el uso de mapas conceptuales.

Las autoras comienzan la presentación indagando brevemente la experiencia de repetir de año desde un punto de vista psicológico y desde las Teorías del Aprendizaje.

El trabajo se apoya en las concepciones de Vigotski, Bruner y Ausubel, entendiendo a la educación como un hecho social en el que se comparten significados, y centrando el proceso de aprendizaje en el alumno. Se hace referencia a la Zona de Desarrollo Próximo y al concepto de andamiaje, a los que ya me he referido en un artículo previo de autoría propia. Se destacan también el acento puesto en la organización del conocimiento en estructuras y en las reestructuraciones sucesivas resultantes de la interacción con nueva información, y en el aprendizaje significativo.

Consideran a los mapas conceptuales como herramientas eficientes para fomentar el aprendizaje cualquiera sea el área educativa a la que se apliquen, y cualquiera sea su función: evaluación, toma de notas, ayuda en el estudio, planificación, andamiaje, consolidación de experiencias, mejoras del aprendizaje, organización de contenido, entre otras.

Los mapas conceptuales en el contexto de esta experiencia ayudan a que los estudiantes organicen sus ideas, descubran el significado de los factores que determinan su repitencia y visualicen claramente esos factores y las relaciones entre ellos. Además, son un método de estudio que puede perdurar en su futura incursión escolar.

El software empleado en la elaboración de los mapas conceptuales es CmapTools, dado que, en opinión de las autoras, es una herramienta gratuita, de fácil e intuitivo uso, que brinda libertad en cuanto al espacio de representación, la opción de expresar sus propias ideas, incluir estilos, etc. Además, destacan el potencial de este software al fomentar el constante diálogo entre el docente y el estudiante.

Si bien la experiencia estaba en desarrollo al momento de presentar el trabajo se describe la metodología a implementar. En lo que respecta a los mapas conceptuales, los mismos son presentados a los alumnos como guías a partir de los cuales podrán reflexionar y ordenar su pensamiento sobre los factores que determinaron su repitencia, de modo de implementar estrategias que les permitan generar cambios para superar el problema. Cada estudiante contará con su propia carpeta en CmapTools, con mapas conceptuales a completar y elaborar. Los mapas propuestos suponen un proceso de diferenciación progresiva para lograr cumplir los objetivos planteados. El hecho de trabajar con mapas predeterminados tiene como objetivo ordenar el pensamiento de los alumnos y proponerles a partir de ellos la reflexión de sus propias actitudes.

Cada mapa analiza un factor probable de repitencia, y todos ellos están enlazados a fin de que los estudiantes puedan tener una idea precisa de la situación en su completitud. Analizado cada mapa el propio estudiante deberá elaborar un mapa propio esbozando los cambios que propone para mejorar su situación frente al estudio.

El trabajo presenta el enlace en el que pueden visualizarse los mapas conceptuales propuestos, así como mapas parciales elaborados por estudiantes, lo que puede resultar de interés al lector.

El artículo finaliza con algunos datos respecto de la primera parte de la experiencia y un análisis parcial breve de los mismos.

Evaluación cuantitativa con mapas conceptuales

¿SE PUEDE EVALUAR CUANTITATIVAMENTE MEDIANTE
LA VALORACIÓN DE MAPAS CONCEPTUALES?

Gil Llinás, J. y Solano Macías F.
Universidad de Extremadura
España

juliagil@unex.es

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 ___________________________________________________

Uno de los usos dados a los mapas conceptuales es el de instrumento de evaluación. En esta oportunidad el trabajo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales por los autores arriba citados analiza la situación aplicada a un curso de primer año en el área de ingeniería, empleando para la confección de los mapas conceptuales el software CmapTools.  Más específicamente, se han utilizado mapas conceptuales para evaluar contenidos de Física, realizando una valoración subjetiva y objetiva de los mismos, y comparando los resultados obtenidos con las calificaciones de alumnos bajo una evaluación tradicional. De esta manera se logra iniciar a los alumnos en una nueva técnica de estudio, y se logra un procedimiento que permite la evaluación cuantitativa a través de la valoración de los mapas conceptuales elaborados por los estudiantes.

Los autores inician su presentación señalando la importancia de la construcción del conocimiento por parte del propio estudiante, lo cual no se condice con un aprendizaje de tipo memorístico que contribuye muy poco a la construcción de una estructura de conocimiento. En su lugar, abogan por el aprendizaje significativo y una óptica constructivista, bajo los cuales los mapas conceptuales se convierten en una herramienta eficaz para optimizar el proceso de enseñanza-aprendizaje, en tanto posibilitan una representación visual de la jerarquía y relaciones que cada individuo tiene internalizadas sobre un determinado tema. A modo de un “rompecabezas de conceptos”, los mapas conceptuales permiten apreciar las lagunas conceptuales que un estudiante posee respecto de un tema determinado y las concepciones erróneas que pueda tener acerca del mismo.

Destacan luego la función de los mapas conceptuales como instrumento de evaluación en un determinado momento del proceso de enseñanza-aprendizaje y para una determinada área de conocimiento, pues permiten visualizar la estructura cognitiva del estudiante y posibilitan el análisis de los niveles de complejidad de un determinado aspecto cognitivo por él alcanzado. Se destaca el potencial de esta herramienta como evaluación formativa, lo que supone una reflexión crítica de los componentes y funciones del proceso de enseñanza-aprendizaje, posibilitando al docente realizar los ajustes que se consideren oportunos.

La experiencia llevada a cabo dio comienzo con una sesión de investigación a realizar por los estudiantes en la cual debían explorar los mapas conceptuales como herramienta didáctica y familiarizarse con el uso del software CmapTools. Posteriormente y a modo de ejemplo el docente presentó al grupo de estudiantes un mapa conceptual de un tema familiar para ellos. En una segunda sesión se propuso que a modo de entrenamiento y de forma individual cada estudiante elaborara un mapa conceptual sobre otro tema ya tratado en clase, proponiéndose para ello el uso de 5 conceptos que debían jerarquizar y relacionar de manera apropiada. Posteriormente una puesta en común condujo al análisis de cada mapa conceptual por parte de los alumnos, y la reconstrucción del mismo de ser preciso. Una tercera sesión tuvo como protagonista los mapas elaborados a partir de una nueva lista de 10 conceptos, que previamente los estudiantes debieron enviar al docente a través del campus virtual de la Universidad en la que se desarrolló el proyecto. Sin previo aviso, y a fin de constatar que todos los estudiantes habían realizado la tarea, se encomendó la resolución de un test que ya había sido utilizado con un grupo de estudiantes no afectado a este tipo de experiencias. Finalizada la propuesta se discutieron los mapas conceptuales y se modificaron en función de las reflexiones del grupo.

El lector interesado encontrará en el artículo original más detalles respecto del test utilizado y la forma de recolección y análisis de los datos obtenidos. Simplemente señalaré aquí que en los criterios utilizados para la valoración cuantitativa de los mapas se optaron por los siguientes ítems:

  • Número de niveles jerárquicos: N

  • Número de proposiciones correctas: P

  • Número de proposiciones cruzadas: PC

  • Número de ejemplos: E

  • Número de conceptos utilizados en el mapa: C

Se confeccionó la siguiente fórmula, cuya fundamentación se halla relatada en el artículo:

Valoración del mapa = [\frac{N+P+5PC+E}{C}]

En lo que sigue centraré mi atención en las conclusiones esbozadas respecto al uso de mapas conceptuales como instrumento de evaluación.

Se destaca que dada la complejidad del tema involucrado en la experiencia, el número de alumnos que alcanza buenos resultados a través del uso de mapas conceptuales es superior al de una enseñanza tradicional, por lo que los autores ratifican la eficacia de esta herramienta para la optimización de los procesos de enseñanza-aprendizaje.

En cuanto a la calificación obtenida por los estudiantes mediante el uso de mapas conceptuales, no se vislumbran diferencias significativas entre la fórmula utilizada y la valoración de expertos. Se cita la necesidad de complementar la valoración cuantitativa con una valoración cualitativa de los mapas conceptuales dada la información que es posible obtener respecto de los procesos por los cuales los alumnos experimentan un aprendizaje significativo.

Por último, me parece oportuno incluir una observación realizada por los autores respecto de la aparición en los mapas conceptuales de bucles en donde se alternan subidas y bajadas de un nivel a otro.

Mapas conceptuales y WebQuest

LOSMAPAS CONCEPTUALES
EN EL APRENDIZAJE DE LAS ESTACIONES

Ángelo Serio Hernández, Juana Caraballo Punto,
Manuel Rosales Álamo y Heriberto Jiménez Betancort.
Unversidad de la Laguna, España.

aserio@ull.es

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 __________________________________________________________

En el artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales se relata la experiencia realizada con un grupo de estudiantes, en su mayoría mujeres, de entre 19 y 28 años, que cursan estudios pedagógicos en la Universidad de La Laguna (España).

Los mapas conceptuales son representaciones elaboradas, didácticas, basadas en criterios lógicos y datos objetivos, pudiendo recoger en su interior aportaciones espontáneas de los estudiantes que incluso pueden transparentar concepciones erróneas.

Los autores comienzan destacando la aplicabilidad de los mapas conceptuales a distintos campos del saber, para distintas metodologías de aprendizaje, y desde la perspectiva de los alumnos y de los docentes.

En cuanto al uso de mapas conceptuales por parte del profesor, éste puede considerarlos como representación del contenido o de la materia lo cual no deja de tener su importancia, pero es indudable que bajo este punto de vista la herramienta pierde su valía como contribución a un aprendizaje con objetivos constructivistas. Por otra parte, desde el punto de vista del alumno, los mapas conceptuales pueden acarrear concepciones erróneas pero bajo un ambiente de seguimiento continuo contribuyen aun así a aprender a aprender, cualquiera sea el campo disciplinar en el que estemos interactuando. Como bien citan los autores, “el uso y manejo de los mapas por parte de los alumnos ayuda a que perciban la naturaleza conceptual y proposicional del conocimiento y su relación con la comprensión humana”.

Si bien los mapas conceptuales tienen su aplicación en muchas áreas de la ciencia, en esta oportunidad los autores se valen de su demostrado potencial en el campo de las ciencias de la naturaleza. Es así que para profundizar en el uso de mapas conceptuales se trabaja con el siguiente contenido: Funcionamiento estacional de la Tierra.

En función de un aporte realizado por Stone en el que se indica que el efecto de los mapas conceptuales es mayor cuando son utilizados como organizadores previos no escritos o a base de ilustraciones, se intentó combinar en los mapas conceptuales contenidos proposicionales con el uso de dibujos o esquemas representacionales que remarcan el funcionamiento de las estaciones.

Los pasos seguidos en el desarrollo de la experiencia fueron los siguientes:

  • Utilización  de un cuestionario acerca de aspectos vinculados al funcionamiento  del sistema solar y su influencia en la formación de las  estaciones, y elaboración de un mapa conceptual sobre el tema de  las estaciones.

  • Elaboración  de una WebQuest que redirige la atención de los estudiantes,  agrupados por parejas, a páginas web que tratan la temática de  manera didáctica a fin de que obtengan información mas precisa.

  • Reutilización del cuestionario y nueva confección de un mapa conceptual, esto es, repetición del primer paso del proceso.

Del análisis de la experiencia resulta que existe para la mayoría de las preguntas formuladas en el cuestionario una mejora significativa en las respuestas luego de realizada la WebQuest. Lo mismo se vislumbra respecto de los mapas conceptuales confeccionados: los primeros eran sumamente pobres y faltos de relaciones proposicionales, mientras que los últimos contienen más conceptos y son más elaborados.

Resulta interesante lo que citan los autores respecto de investigaciones realizadas sobre la elaboración de mapas conceptuales en función del género. Así indican:

Distintos autores encontraron diferencias entre la realización de los mapas conceptuales y el sexo de los estudiantes. En un estudio longitudinal realizado por Novak y Musonda (1991) observaron que las chicas estudiantes tienen tendencia a crear mapas conceptuales menos completos y menos integrados. También estos autores muestran que en cursos avanzados, los varones tienen una mayor comprensión conceptual que las mujeres. Por otro lado, Jegede, Alaiyemola & Okebukola (1990), manifiestan que los varones que usan mapas conceptuales, demuestran una mayor ganancia en el rendimiento, que cuando lo usan sus equivalentes femeninos.”

Se observa que aun habiendo llevado a cabo la WebQuest existen cuestiones reflejadas en los mapas conceptuales que requieren ser clarificadas. Para subsanar esto los autores consideran oportuno un nuevo paso ligado a la temática en cuestión: el trabajo en planetarios. No obstante rescatan el valor de los esquemas o dibujos que combinados con contenidos proposicionales contribuyen a una mejora en la comprensión de los temas.

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.