Bajo el marco del proyecto de investigación: Mapas conceptuales: una herramienta para el aprendizaje significativo en matemática (Disp. CyT Nº 020/10 – UNPSJB)

Archivo para 24 agosto, 2011

Mapas conceptuales y creatividad

ENSEÑAR CREATIVAMENTE:
LOS MAPAS CONCEPTUALES Y LA UVE DEL CONOCIMIENTO
¿PUEDEN FOMENTAR LA CREATIVIDAD?

Ricardo Chrobak & Ana B. Prieto, Universidad Nacional del Comahue, Argentina

Email: mecenster@gmail.com, www.uncoma.edu.ar

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

_______________________________________________________

En el artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales el autor  expone las razones por las cuales aboga por una enseñanza competente como medio o metodología mediante la cual docente y alumnos interactúan y colaboran para lograr una práctica áulica que asegure un aprendizaje creativo.

Se reconocen como los principales elementos de enriquecimiento para la enseñanza competente el soporte emocional, formar parte de una red de trabajo con los estudiantes, la retroalimentación externa y la oportunidad de continuar formándose a nivel de posgrado. El proceso de enseñanza involucra aspectos tales como la transmisión de saberes socialmente válidos, la reflexión acerca de qué son esos saberes, en qué contexto se establecen, qué validez o limitaciones poseen y cómo se los rechaza. El docente que aspire a una enseñanza competente deberá reflexionar acerca de estas cuestiones en función de su propia relación con aspectos metodológicos que conduzcan a los estudiantes a ser creativos a través de la adquisición de aprendizaje significativos.

Para lograr alumnos creativos es preciso alcanzar las siguientes condiciones mínimas:

  • Estructuras de  conocimiento bien organizadas.

  • El impulso emocional  necesario para buscar conexiones entre diferentes dominios de  conocimientos.

  • Transformar  estructuras de conocimiento conceptualmente opacas en estructuras  conceptualmente transparentes.

  • Integrar  constructivamente el pensar, sentir y actuar a través de la  experiencia.

Para lograrlo, es preciso un verdadero cambio mental desde un punto de vista constructivista, estar dispuesto a un aprendizaje significativo y utilizar herramientas de enseñanza-aprendizaje que respondan a criterios metacognitivos. En este artículo se explora el uso de mapas conceptuales y de la UVE de Gowin. En esta reseña centraré mi atención en los primeros.

Los mapas conceptuales, introducidos por Novak, son una ayuda para que los estudiantes y el docente vean más claramente el significado del material a aprender. Surgieron a partir de investigaciones de Novak y su equipo tendientes a comprender los cambios producidos en las estructuras de conocimiento de estudiantes durante el aprendizaje en ciencias. Dicha investigación estaba basada en el aprendizaje significativo de David Ausubel, según la cual el aprendizaje tiene lugar mediante la asimilación de nuevos conceptos y proposiciones por las estructuras conceptuales y proposicionales ya existentes en la mente de quien aprende. Los mapas conceptuales construidos en este marco permitieron organizar y representar cuerpos de conocimiento.

Los mapas conceptuales incluyen conceptos, generalmente encerrados en un rectángulo o en un círculo, y relaciones entre conceptos o proposiciones, indicadas a través de líneas de conexión entre conceptos. Sobre las líneas se utilizan palabras que especifican las relaciones entre los conceptos involucrados. Las proposiciones son oraciones que contienen dos o más conceptos conectados mediante las palabras de enlace que conforman un significado. Algunas veces a las proposiciones se las conoce como unidades semánticas o unidades de significado.

La elaboración de mapas conceptuales es un método que facilita un aprendizaje repleto de significado. Requiere decisiones esenciales respecto de:

  1. la importancia de  las ideas,

  2. cómo estas ideas se  relacionan unas con otras, y

  3. cómo estas ideas se  relacionan con los conocimientos previos.

En el artículo se dan los detalles vinculados a la población ligada a la investigación y los datos estadísticos obtenidos y su análisis.

Dentro de las conclusiones presentadas por el autor, cabe destacar la reflexión que realiza respecto de las prácticas educativas tradicionales, que no propician que los estudiantes capten el significado de la tarea a realizar, no consiguen generar confianza en sus habilidades. Resulta necesario generar estrategias de enseñanza  que permiten a los estudiantes comprender por qué y cómo la información nueva se relaciona con la que ellos ya poseen. El autor destaca el potencial de los mapas conceptuales para la generación de prácticas innovadoras que fomenten la creatividad de los estudiantes.

Anuncios

Mapas conceptuales en la construcción de modelos visuales

EL PENSAMIENTO VISUAL EN DISEÑO:
EL ROL DE LOS MAPAS CONCEPTUALES
EN LA CONSTRUCCIÓN DE MODELOS VISUALES

Herbert Spencer, Dámaris Sepúlveda,
Escuela de Arquitectura y Diseño,
Pontifica Universidad Católica
de Valparaíso.
Email: hspencer@arquitecturaucv.cl, dsepulveda@arquitecturaucv.cl

Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 _____________________________________________________

El artículo presentado por los autores citados arriba revela la interrelación existente entre los modelos visuales y los mapas conceptuales. Me parece pertinente rescatar los siguientes aspectos:

Los modelos visuales, desde el punto de vista del diseño, son representaciones construidas a partir de datos generados en un proceso de investigación. Estas representaciones tienen por objeto capturar y comunicar los aspectos más críticos e importantes de una materia, y deben adaptarse al contexto o encargo de diseño. Se convierten así en herramientas que favorecen y facilitan el análisis y la toma de decisiones, además de revelar patrones ocultos en los datos que permiten descubrir estructuras u órdenes previamente ocultos.

Un buen modelo visual requiere un conjunto elaborado de categorías, temáticas o conceptos que son sistemáticamente yuxtapuestos y relacionados para conformar un todo integrado, de modo de revelar o explicar algún fenómeno sólo evidente luego de la investigación. La construcción de estos modelos está íntimamente vinculada al proceso descriptivo que ordena y construye miradas para explicar. En toda representación visual construida con el objeto de comunicar, yace una fuerza unificadora que permite al lector experimentar esa imagen como un todo.

Un mapa conceptual es el proceso inherente al ser humano de construir un discurso visual y plantearlo como una herramienta de aprendizaje permite visualizar el espacio conceptual que vive en la intangibilidad, creando una imagen mental que hace accesible el conocimiento de éste espacio. Es conocida la necesidad del ser humano de llevar los conceptos al plano visual para poder entenderlos y apropiarse de ellos. Esto a la larga exige una complejidad mayor al lenguaje que va más allá de recursos gráficos como color, tipografía, sino que exige una jerarquía estructural coherente e inherente a una abstracción de conceptos. Esta abstracción es de una manera visual para construir modelos que identifiquen patrones y puntos de conexión, y así que estos produzcan estímulos sensoriales para lograr la percepción y el aprendizaje.

Un mapa conceptual se va tejiendo a medida que declara sus términos y se establecen las conexiones que le otorgan coherencia y continuidad al texto. La construcción avanza en encadenaciones inductivas y deductivas donde la figura total será una resultante muchas veces inesperada y siempre inconclusa. La imagen, por otro lado, opera de modo inverso: para poder leerla primero accedemos a un total configurado. Luego vamos penetrando en ella, con la mirada cayendo en nuevos detalles y distinguiendo nuevas partes componentes que completan y definen.

En los mapas conceptuales, las leyes de encadenación, o de sintaxis, están claramente definidas. Su posibilidad expresiva radica en la elección de los términos y categorías, y en la definición de sus relaciones y jerarquías.

Un modelo es un esquema teórico de un sistema o de una realidad compleja que se elabora para facilitar su comprensión y el estudio de su comportamiento. Los elementos componentes del modelo se definen desde un criterio análogo al empleado en la construcción de un mapa conceptual, pero incorpora articulaciones y relaciones gráficas no necesariamente textuales que articulan el todo en un plano puramente visual que conforma una representación –esquemática, alegórica o simbólica- del fenómeno representado en el modelo. Estos modelos permiten comprender en profundidad fenómenos intangibles como procesos, experiencias, servicios y sistemas; con una estructura conceptual y una articulación visual hacia la conformación de un total configurado. El sentido consiste en hacer visible un argumento no importando la codificación o sintaxis que este tenga a nivel interno.

El artículo continúa con muchos detalles de tipo técnico que pueden resultar de interes para el lector que desea explorar el modelado visual del espacio.

Nube de etiquetas