Bajo el marco del proyecto de investigación: Mapas conceptuales: una herramienta para el aprendizaje significativo en matemática (Disp. CyT Nº 020/10 – UNPSJB)

APRIMORANDO LA TÉCNICA DE
ANÁLISIS ESTRUCTURAL DE MAPAS CONCEPTUALES
CON EL OBJETIVO DE OBTENER UN MAPA REPRESENTATIVO
DE UN GRUPO DE ESTUDIANTES

Regina Raquel Gonçalves Cavalcanti, Flavio Antonio Antonio Maximiano
USP-Universidade de São Paulo

reginaraquel@usp.br, famaxim@iq.usp.br

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 __________________________________________________

En el artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales los autores exponen una metodología para comparar mapas conceptuales realizados por alumnos de distintos turnos de nivel universitario.

Los pormenores respecto de la metodología utilizada pueden leerse en el artículo original.

Inicialmente se presentó la herramienta a los estudiantes en una exposición basada en qué son los mapas conceptuales, su utilidad, formas, ejemplos, diferencias entre mapas conceptuales y otras representaciones gráficas tales como organigramas y proyectos, representación de jerarquías de los conceptos y los pasos necesarios para la elaboración de mapas conceptuales. Como cierre se realizó la construcción de un mapa conceptual en base a siete conceptos. En una etapa posterior se brindó a los alumnos un listado de conceptos (36 en total) ordenados alfabéticamente sobre un tema vinculado a Química para que elaboraran un mapa conceptual con ellos. Una vez concluido el mismo se procede a la lectura de libros didácticos sobre el tema, y los alumnos debieron realizar un mapa conceptual no necesariamente incluyendo la totalidad de los conceptos dados e incluso con la opción de incorporar nuevos conceptos.

Los mapas conceptuales obtenidos fueron analizados usando la metodología del análisis estructural de Mapas Conceptuales (AEMC) donde:

  • Cada  mapa conceptual se transforma en una matriz de asociación donde a
    cada par de conceptos con un valor existente de la relación se le atribuye el valor 1.

  • Las matrices se agregan dando por resultado una matriz final que indica
    el número total de relaciones para cada par de conceptos.

  • La adición de las relaciones para cada concepto provee el número total de las relaciones: R.

  • La razón entre las diversas relaciones y el número de relaciones posibles indica la frecuencia de relaciones de un concepto con respecto al otro: F

  • A través de la matriz final se puede, por medio de la prueba de Olmstead-Tukey, determinar cuáles de los conceptos son dominantes (alto R y alta F), constantes (R bajo y alta F), ocasionales (alto R y F baja) y raros (R bajo y F baja).

  • A la licencia de la matriz final, se construyó un mapa conceptual representativo para cada uno de los grupos de estudiantes estudiados. Para ello se consideraron las relaciones presentes en por lo menos el 25% de cada grupo.

Según la metodología seguida para el análisis estructural (perteneciente a Gonzalez-Yoval), para una determinada proposición existente en el mapa conceptual se puede señalar la relación entre dos conceptos y también efectuar la suma de las relaciones,
siguiendo las líneas o las columnas de la matriz.  Sin embargo los autores identifican esta acción como poco apropiada teniendo en cuenta que el efecto de ello en los conceptos terminales de una proposición no estaría bien marcado. No obstante, esto ha sido subsanado en trabajos más recientes de Gonzalez-Yoval, creando una nueva categoría para estos conceptos terminales además de las cuatro ya mencionadas.

Dado que un concepto puede ser terminal en un mapa y no serlo en otro, los autores proponen una modificación al método como sigue. Las matrices fueron divididas por una diagonal con valores iguales a cero, y cada par de conceptos fue marcado en la región inferior y superior a la diagonal. De esta manera, dada una relación entre dos conceptos cualesquiera A y B, se marca en la matriz celdas correspondientes al cruce de estos conceptos, tanto en relación a las filas como a las columnas. Se obtiene así una matriz simétrica. Otro cambio propuesto es normalizar el número total de relaciones (R) dividiendo su valor por el número total de mapas de cada grupo. Se genera entonces la razón relaciones/mapa (R/M) que representa el número promedio de relaciones en cada muestra de alumnos, lo que permite mejorar la comparación entre ellos.

En el artículo pueden encontrarse las conclusiones vinculadas a la comparación de los mapas conceptuales de esta experiencia particular, y las tablas obtenidas para tal efecto.

Resulta interesante de este artículo observar una metodología que permite la comparación entre mapas conceptuales.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: