Bajo el marco del proyecto de investigación: Mapas conceptuales: una herramienta para el aprendizaje significativo en matemática (Disp. CyT Nº 020/10 – UNPSJB)

Entradas etiquetadas como ‘ciencia’

Administrando conocimiento a través de mapas conceptuales

CONCEPTUAL MAPS AS A TOOL
FOR KNOWLEDGE MANAGEMENT AT UNIVERSITIES

Cristiane L. S. Garcia & Marta L. P. Valentim
Universidade Estadual Paulista (UNESP)
Brasil

valentim@valentim.pro.br

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 _________________________________________________

El artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales se centra en la administración de conocimiento a través de mapas conceptuales, experiencia llevada a cabo en una Universidad de Brasil, pero cuya concepción básica a mi entender se extiende a cualquier otra institución de nivel universitario.

La administración de conocimiento involucra técnicas, herramientas, instrumentos y acciones para garantizar una correcta sistematización, socialización y divulgación del conocimiento y asegurar compartir conocimiento con otros. Las personas son capaces de sistematizar y socializar el conocimiento, y si además descubren como apropiado el uso y/o aplicación de ese conocimiento, el proceso puede convertirse en una generación de nuevas ideas, creando así más conocimiento a modo de una espiral continua. Los mapas conceptuales se constituyen en una excelente herramienta para la administración del conocimiento, debido a que posibilitan sistematizar el conocimiento existente en un determinado contexto y permite comprender lo que una persona o grupo piensa acerca de un determinado tema, aspecto, concepto, etc.

Las universidades son responsables de gran parte del conocimiento científico producido en una nación. Este conocimiento es construido por docentes, investigadores y a través de actividades de extensión, y vuelve a la sociedad a fin de provocar acciones que impacten en el desarrollo económico, social y tecnológico. Sin embargo, gran parte de este conocimiento construido se limita a la persona o al grupo de personas vinculadas en su generación. Quizás esto se deba a que no existe una acción organizada adecuada tendiente a registrar y diseminar el conocimiento. Las prácticas respecto a la administración del conocimiento podrían entonces contribuir a la socialización del mismo y a compartir conocimiento de manera eficiente a modo de una espiral continua de construcción de conocimiento, ampliando así sustancialmente el acceso, apropiación y uso del mismo.

Los mapas conceptuales fueron aplicados en esta oportunidad con la intención de llevar a cabo la administración del conocimiento científico en el ISD (Information Science Department) de la UNESP (Sap Paulo State University), con el objeto de sistematizar parte del conocimiento existente de los expertos. A partir de la aplicación de los mapas conceptuales, resultó posible obtener un mapa acerca del concepto de Ciencia de la Información, cuya construcción ocurrió a partir de conceptos y proposiciones encontradas por docentes e investigadores del ISD. Además, se usó el método Delphi que permitió la recolección de los conceptos y proposiciones en múltiples y diferentes rondas.

La administración de conocimiento apunta a socializar el conocimiento construido individualmente o por un grupo determinado, creando así una dinámica de intercambio en la generación de conocimiento individual y colectiva. La administración de conocimiento aplicada a cualquier ámbito permite una espiral que apunta a identificar, capturar, sistematizar, compartir, diseminar, usar y apropiar. Es un conjunto de estrategias para crear, adquirir, compartir y usar recursos de conocimiento. A pesar de que son varias las herramientas que pueden aplicarse a la administración de conocimiento, se destacan los mapas conceptuales.

Los mapas conceptuales surgieron en los años 1960 en una investigación dirigida por Joseph Novak. Son entendidos como “una representación visual para compartir significados” capaz de transformar en concreto lo que era abstracto. De esta manera, el experto puede representar la organización de un determinado conocimiento cuya ventaja está relacionada con la conjunción entre el conocimiento y su fuente, preservando determinadas características tácitas del conocimiento que muchas veces podrían perderse.

A través de la visualización de los mapas conceptuales es posible verificar un determinado conocimiento y sus relaciones específicas y genéricas, agregando así diferentes posibilidades de percepción y lectura dado que el lector interactúa con el mapa aplicando su propio conocimiento. Los mapas conceptuales objetivos son vinculados con la administración de conocimiento en tanto principalmente se esfuerzan por identificar, capturar, compartir, usar, apropiar y re-elaborar el conocimiento.

El trabajo rescata la importancia de los mapas conceptuales para la consecución de este tipo de objetivos, e insta a continuar con esta experiencia, lo cual puede ser sumamente interesante de replicar en otras áreas de conocimiento. Por último, cabe señalar que en esta ocasión se ha utilizado CmapTools para la generación de los mapas conceptuales, fundamentalmente por su flexibilidad a la hora de insertar nuevos conceptos, crear nuevas relaciones y continuar llevando a cabo la administración de conocimiento.

Anuncios

Nube de etiquetas