Bajo el marco del proyecto de investigación: Mapas conceptuales: una herramienta para el aprendizaje significativo en matemática (Disp. CyT Nº 020/10 – UNPSJB)

Entradas etiquetadas como ‘entornos virtuales de aprendizaje’

Mapas conceptuales como portafolios

EL MAPA CONCEPTUAL, UNA ESTRATEGIA VIVA

Olga Lucía Agudelo Velásquez, I. E. Gabriel García Márquez, Colombia

agudolga@hotmail.com

Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 ________________________________________________________

En el artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales los autores cuentan su experiencia en el uso de mapas conceptuales como portafolios, de modo que los alumnos recopilan en ellos las evidencias del trabajo.

Los autores comienzan señalando que la manera en la que se venían utilizando los mapas conceptuales en la institución en la que se lleva a cabo esta experiencia (nivel preescolar-primario-secundario) generaba en los estudiantes sensación de dificultad y por ende de desmotivación. Los mapas conceptuales eran utilizados como recurso pedagógico (ya elaborados o contenidos en un libro, de modo que los estudiantes debían interpretar su contenido) o como recurso de referencia (retomándolos en algún momento pero no utilizándolos para realizar comparaciones entre los aprendizajes obtenidos).

El trabajo propuesto por los autores, bajo la concepción del aprendizaje colaborativo y constructivista, pretendía la creación de mapas conceptuales en el desarrollo de un núcleo completo de contenidos, tornándose en una estrategia activa de aprendizaje y en repositorio de recursos, evidencias y opiniones de los estudiantes.

Los mapas conceptuales son herramientas gráficas para organizar y representar conocimiento. A medida que los alumnos construyen sus propios mapas van aprendiendo en su proceso de formación y van modificándolos, asegurando así un aprendizaje significativo. Los mapas conceptuales muestran las relaciones entre los conocimientos previos de los estudiantes y los nuevos conceptos, en un contexto de
interacción y que deja huellas de sus progresos. Las relaciones que se generan en los estudiantes al elaborar los mapas conceptuales son mucho más ricas que aquellas que surgen de la sola interpretación de un mapa creado por otros.

El artículo describe en detalle la metodología utilizada para la elaboración de los mapas conceptuales. Por ejemplo, de una investigación realizada por los alumnos en Internet sobre el tema a tratar surgen los conceptos que serán luego utilizados en el mapa, actividad realizada de manera grupal. La formación de proposiciones se realiza de acuerdo a las opiniones del grupo, tomando dos alumnos dos conceptos de los seleccionados y vinculándolos entre si frente a la clase. Por parejas arman finalmente el mapa conceptual, previa referencia de las vinculaciones entre conceptos discutidas por el grupo.

Para la elaboración de los mapas se utiliza LiveMappers, que permite y facilita el trabajo colaborativo y la integración de otros servicios (http://livemappers.com). Este entorno provee un blog, que el docente utiliza para registrar las actividades que se van realizando y se convierte en fuente de consulta para los estudiantes, además de contener recursos de referencia. En el mismo lugar los estudiantes pueden participar de discusiones acerca de los temas desarrollados y sobre los mapas conceptuales elaborados. Además se utiliza CmapTools dentro de este entorno.

A medida que se avanza con un tema nuevo, se incluyen en el mapa los nuevos conceptos y se establecen nuevas proposiciones, tornándose entonces en un proceso iterativo que requiere de una constante revisión del mapa y la modificación de lo que se considere adecuado. En ocasiones se reparten temas que son trabajados por ciertos grupos y expuestos a los demás a través de los mapas conceptuales.

A medida que el proyecto avanza los alumnos crean material propio o abren espacios de la Web 2.0 que comparten con sus compañeros a través de los enlaces incluidos en los mapas conceptuales. Incluso pueden incluir recursos generados por otros grupos que les parecen importantes rescatar en sus propios mapas.

Los autores destacan las bondades de LiveMappers: permite hacer más dinámico el trabajo, comentar los mapas, trabajar de manera colaborativa en LiveMappers, contar con un blog y establecer discusiones.

Los mapas conceptuales a su vez son utilizados como instrumento de evaluación de los aprendizajes. En el proyecto los autores evalúan el mapa conceptual (estructura correcta y proposiciones verdaderas), las evidencias que se anexan al mismo (que muestran el nivel de competencias obtenido), la socialización del mapa y la sustentación que se hace frente a los comentarios de los compañeros, la participación en las discusiones y el trabajo colaborativo. También deben tenerse muy en cuenta los problemas técnicos o de conectividad que pueden llegar a afectar los resultados obtenidos.

Dentro de las conclusiones brindadas por los autores se rescatan los siguientes aspectos:

  • El uso de mapas conceptuales dinamiza el desarrollo cognitivo en el proceso de aprendizaje y permite al docente comprobar el desarrollo de competencias y el logro de los objetivos curriculares.

  • LiveMappers es un espacio virtual con herramientas para la creación de mapas conceptuales y servicios de la Web 2.0 que permite superar barreras tecnológicas, de comunicación e integración a través de un espacio virtual.

  • El uso de los servicios que ofrece la Web 2.0 es una oportunidad inigualable para apoyo del proceso de aprendizaje, permitiendo la práctica del respeto hacia los demás, el aprender a ser un ciudadano digital y traspasar este aprendizaje a todos los ámbitos de su vida como estudiante.

  • El trabajo colaborativo mediado por entornos virtuales permite una mayor interactividad, la creación de vínculos entre los miembros del grupo y generar actitudes responsables frente a ellos.

  • Los mapas conceptuales permiten recopilar evidencias de los contenidos educativos trabajados en un solo espacio.

Estilos de aprendizaje y mapas conceptuales

ELABORACIÓN DE MAPAS CONCEPTUALES:
RELACIÓN CON ESTILOS DE APRENDIZAJE,
RENDIMIENTO Y SATISFACCIÓN

Marcela Paz González Brignardello, Ángeles Sánchez-Elvira & Pedro J. Amor Andrés
Universidad Nacional de Educación a Distancia, España

mpgonzalez@psi.uned.es

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

_______________________________________________________

En el artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales se relata una experiencia de nivel universitario en el uso de mapas conceptuales como instrumento de evaluación, bajo el soporte de CmapTools.

Los mapas conceptuales son herramientas gráficas de representación y organización del conocimiento, que incluyen conceptos y las relaciones entre ellos denotadas mediante líneas que los unen. En estas líneas de conexión se escriben palabras o frases conectantes que establecen la relación entre los dos conceptos involucrados.

Elaborar mapas conceptuales es una etapa creativa en la que el estudiante se esfuerza por esclarecer el significado de los conceptos de un determinado dominio de conocimiento, identificando los conceptos más importantes, entablando las relaciones entre ellos y especificando su estructura. La elaboración de mapas conceptuales lleva implícitos aspectos cognitivos y metacognitivos del estudiante, favoreciendo la integración y asimilación, y exigiendo una visión holística del conocimiento a representar. No todos los estudiantes filtran, manipulan y perciben la información de igual manera, lo que permite identificar diferentes tasas de comprensión, diferentes grados de satisfacción y de comodidad entre los estudiantes involucrados en un mismo contexto de clase. Así, los Estilos de Aprendizaje son tendencias generales que determinan las preferencias que los estudiantes tienen respecto al modo de captar, tratar y procesar la información. Los autores distinguen cuatro estilos de aprendizaje: sensorial o intuitivo, visual o verbal, activo o reflexivo y secuencial o global.

En el artículo podrán encontrarse todos los detalles respecto a la metodología empleada en la experiencia relatada, donde se exploran los estilos de aprendizaje, haciendo uso entre otros de los mapas conceptuales.

La construcción de mapas conceptuales durante la experiencia tuvo varias etapas: la construcción de mapas de manera individual, la presentación de los mismos al grupo de trabajo (grupos de no más de cuatro alumnos) para su mejora conjunta y discusión, y elaboración de un mapa grupal. Todas estas actividades estuvieron contenidas en un entorno virtual de aprendizaje.

De los resultados citados se observa que la tarea de elaboración de mapas conceptuales ha sido considerada interesante, motivadora y útil para el estudio, comprensión y recuerdo de los contenidos, pero no resultó simple ni fácil. Además, los autores indican: “… que algunos estudiantes se sienten más cómodos, más satisfechos y obtienen mejor rendimiento en el uso de mapas conceptuales o con algunos elementos de la actividad que otros.”

Mapas conceptuales como organizadores previos en entornos virtuales

LA CONSTRUCCIÓN DE MAPAS CONCEPTUALES
PARA FORTALECER PROCESOS DE
AUTONOMIA EN EL APRENDIZAJE

Enith Castaño Bermúdez
Universidad del Valle
Colombia

encastan@gmail.com

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 ____________________________________________________

En el artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales se relata la experiencia realizada en dos asignaturas de nivel universitario en las que se consideraron los mapas conceptuales como estrategia que apoya la construcción de procesos de autoformación, utilizando el software CmapTools.

Los mapas conceptuales son una herramienta cognitiva que potencia estrategias de aprendizaje tales como comprensión, organización y elaboración de contenidos. Lo que resulta de sumo interés no es el mapa conceptual en sí, sino el proceso de elaboración que implica construir, reconstruir, reflexionar, profundizar; en resumen, un estudio eminentemente activo y cuidadoso. Esta comprensión significativa necesaria para la elaboración de mapas conceptuales es una estrategia ligada a procesos de tipo metacognitivo, pues como cita la autora del artículo:

cuando se comprende el proceso de producción del conocimiento
a través de las relaciones cruzadas que se establecen entre los
conceptos, el intercambio de significados y el cooperar con otros,
se promueve la apropiación y el uso de herramientas cognitivas y
habilidades  para la propia valoración y  autoevaluación del
proceso de aprendizaje
.”

Se esbozan brevemente los momentos del desarrollo de los mapas conceptuales en la década del sesenta de la mano de Joseph D. Novak, bajo la concepción del aprendizaje significativo de David Ausubel. Se reconoce también el acto educativo como una construcción social. Así, los mapas conceptuales se convierten en una estrategia socio-afectiva que requiere de la decisión, voluntad y disposición del estudiante a aprender significativamente, para lo cual debe ser participante activo y claro protagonista del proceso de aprendizaje, pues sólo así podrá contar con motivaciones personales que lo lleven a crear y establecer relaciones significativas que lo conduzcan a la comprensión, interpretación y transformación del medio que lo rodea.

En la experiencia relatada aquí, los profesores construyeron mapas conceptuales con el objetivo de facilitar la comprensión teórica, a modo de organizadores previos en la elaboración de los materiales didácticos para escenarios virtuales. La visualización del proceso de producción y construcción del conocimiento que brindan los mapas conceptuales en este contexto es un referente y una variable importante para fortalecer los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Es interesante rescatar la fundamentación de este trabajo, que permite ver claramente la importancia y papel de todos los actores dentro del ámbito de los entornos virtuales educativos.

Mapas conceptuales y entornos virtuales de aprendizaje

THE USE OF CONCEPT MAPS, MEANINGFUL AND TELECOLLABORATIVE LEARNING IN
UNDERGRADUATE SCIENCE COURSES

Júlio Wilson Ribeiro, Luciana de Lima
& Helton Udenes Nascimento
Pontes Universidade Federal do Ceará
Brazil

Daniel Gadelha Martins
Universidade de Fortaleza
Brazil

juliow@uol.com.br

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 _________________________________________________

En el artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales se relata una propuesta que articula el uso pedagógico de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, el aprendizaje significativo y telecolaborativo de Ausubel y el uso de mapas conceptuales y entornos virtuales de aprendizaje, con el fin de analizar cambios pedagógicos en estudiantes y docentes. El proyecto surge a partir del panorama visto en la primera década de este siglo en la educación de Brasil a raíz del informe PISA que analiza el nivel de aprendizaje de los estudiantes en ciencia y matemática. La experiencia está basada en un contenido de física: lanzamiento de proyectiles.

Para mejorar el proceso de construcción de nuevo conocimiento por parte de los estudiantes, los docentes propusieron una nueva estrategia pedagógica con el fin de minimizar factores tales como dificultades en el aprendizaje y la aversión al mundo científico, que se encuentra reflejada en la vida profesional, social y personal.

Teniendo en mente la búsqueda de soluciones a tal problema educativo, una propuesta alternativa es promover el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) integradas al currículo y como una herramienta de ayuda para el desarrollo del aprendizaje significativo y colaborativo de Ausubel.

El grupo de trabajo vio que en la disciplina Introducción a la Computación poco se dejaba vislumbrar la realidad de la actual Sociedad de la Información, la web 2.0 y el desarrollo del aprendizaje telecolaborativo. Por ello, crearon una nueva disciplina llamada Informática Aplicada a Ciencias de la Educación ofrecida a partir de 2007 y cuyos objetivos son:

  • Promover  un cambio pedagógico en los estudiantes.

  • Introducir  a los estudiantes a la cultura y uso de entornos virtuales de  aprendizaje como una herramienta pedagógica de ayuda y para promover el desarrollo de aprendizaje telecolaborativo y de aprendizaje significativo de Ausubel.

  • Desarrollar una metodología para la construcción de nuevo conocimiento usando mapas conceptuales.

Los autores citan a Litto y Formiga, enfatizando que en el campo internacional no es posible identificar y predecir tendencias y cambios en cualquier área del conocimiento, especialmente en Educación a Distancia. En el campo de los cambios estratégicos para reducir la brecha educativa, el rol de las TICs será importante en aquellos aspectos vinculados al proceso de formación de la sociedad del futuro. En el campo de las ciencias de la educación el énfasis debería estar en investigar el uso de las TICs integradas al currículo a fin de soportar la implementación de prácticas educativas telecolaborativas en laboratorios de experimentación científica. El desarrollo de las nuevas propuestas de prácticas educativas debería enfatizar la colaboración entre estudiantes en el aula. Esto es importante dado que los pasos hacia la deconstrucción y reconstrucción relacionada al desarrollo del proceso de aprendizaje requiere la participación y socialización de los actores, constituyéndose en un nuevo paso que puede ayudar a desarrollar cambios pedagógicos.

La teoría propuesta por Ausubel, Novak y Hanesian es notablemente cercana a las teorías de aprendizaje usadas en ciencia y educación matemática. Parte del suceso de la asociación entre esta teoría y las ciencias exactas se debe al hecho de que la estructura de conocimiento científico es muy jerárquica. El proceso educativo debería alentar a los estudiantes en el desarrollo de un aprendizaje que priorice el conocimiento existente en sus estructuras cognitivas. Establecer relaciones entre el conocimiento anterior y los nuevos contenidos facilita el entendimiento en el tema de estudio. Los mapas conceptuales propuestos por Novak representan una excelente herramienta para facilitar el desarrollo del proceso de aprendizaje telecolaborativo. Inducen a los participantes a navegar entre las cajas de conceptos, lo que hace que el aprendiz piense, cuestione y madure la construcción de sus propios conceptos, reforzando los principios de la teoría constructivista. Con la continua evolución en la computación educativa, las ideas de Novak han sido adaptadas: es innumerable el software creado para promover la educación a través del uso de mapas conceptuales, como es el caso de CmapTools, muy utilizado en cursos de ciencia y matemática.

En general, el objetivo de la disciplina Informática Aplicada a Ciencias de la Educación creada en esta experiencia es preparar a los estudiantes en el uso de las TICs en contextos pedagógicos, ayudando al desarrollo de procesos de aprendizaje y al desarrollo de investigación. Se apunta a la creación de un entorno de aprendizaje basado en los principios de la espiral de aprendizaje para preparar profesionales críticos y creativos, capaces de pensar y trabajar colaborativamente en grupos, y de buscar continuamente mejoras y depurar ideas y acciones. Al inicio de esta experiencia se comprobó que los estudiantes no tenían contacto previo con experiencias colaborativas, la teoría de Ausubel, mapas conceptuales o entornos virtuales de aprendizaje. Para promover el proceso de construcción colaborativa de conocimiento, los docentes y estudiantes de la disciplina trabajaron usando herramientas pedagógicas del entorno virtual de aprendizaje TelEduc. Los docentes utilizaron el e-mail para el intercambio mediato de mensajes entre participantes. Se utilizó material de soporte para que los estudiantes tuvieran acceso a material didáctico, involucrando contenidos de aprendizaje acerca del lanzamiento de proyectiles en formato texto, audio, figuras y animaciones. El foro se utilizó como instancia de comunicación asincrónica y para discusiones telecolaborativas relacionadas al tema de aprendizaje. Finalmente la herramienta Portafolio hizo que los estudiantes almacenaran el material producido durante el curso.

Los foros temáticos se constituyeron en un espacio fundamental para promover discusiones críticas y cooperativas. Las estrategias usadas por los estudiantes durante el desarrollo de la discusión temática en estos espacios se vieron favorecidas por el desarrollo de los ciclos espiralados de aprendizaje sucesivo y telecolaborativo: acción-reflexión-depuración y nueva acción. Tales estrategias permitieron a los docentes monitorear el desarrollo del proceso de aprendizaje significativo, donde los estudiantes participaban socialmente, de manera crítica y cooperativa. El desarrollo progresivo del proceso de aprendizaje fue observado a través del desarrollo de mapas conceptuales secuenciales de 4, 8 y 12 cajas. Estas tareas fueron trabajadas en tres foros creados para tal efecto. El primero de ellos estuvo orientado a la discusión entre
estudiantes para promover la construcción de un mapa conceptual de 4 cajas; el segundo para el mapa conceptual de 8 cajas y el tercero para el de 12 cajas. La razón de esta estrategia fue promover en los estudiantes procesos de discusión y construcción colaborativa de conocimiento, alentando el uso de los principios programáticos del aprendizaje significativo de Ausubel.

Luego del desarrollo de los mapas conceptuales personales, los estudiantes los agregaron a sus portafolios individuales. En una instancia presencial y colaborativa en la clase, los estudiantes analizaron juntos sus mapas conceptuales y cuestionaron algunos de los conceptos teóricos: concluyeron que algunos conceptos presentados en sus mapas eran erróneos y se vieron en la necesidad de mejorarlos. Estas acciones pedagógicas de conducción de los estudiantes para deconstruir y reconstruir conceptos, ciertamente llevan al uso de los principios programáticos de Ausubel para alcanzar el desarrollo de un aprendizaje significativo: diferenciación progresiva, reconciliación integradora, organización secuencial y consolidación del conocimiento.

Como una forma de continuar con la maduración de los conceptos y de la teoría estudiada, se sugirió a los estudiantes promover discusiones cooperativas cara a cara y online, enfocando las tareas en la (re)construcción de mapas conceptuales de temas de ciencia relacionados con el lanzamiento de proyectiles. Durante esta discusión, por ejemplo, los estudiantes requirieron la profundización en el análisis de conceptos físicos para madurar y mejorar su tarea de construcción de mapas.

Para alcanzar el desarrollo del mapa conceptual de 4 cajas, los estudiantes inicialmente trataron el tema de lanzamiento de proyectiles comenzando de manera muy general e interactuando con sus pares presencialmente o en el entorno virtual de aprendizaje. Superada esta fase, para concebir la construcción de mapas conceptuales con mayor número de cajas, el estudiante colaborativamente necesita reevaluar y expandir sus conceptos, tomando como referencia su mapa conceptual previo de 4 cajas. De este modo necesita especificar / profundizar / expandir / elaborar conocimiento a partir de una construcción previa, a fin de elaborar los mapas conceptuales de 8 y 12 cajas. Estas acciones expresan el uso combinado del desarrollo de aprendizaje significativo y el propósito de desarrollar ciclos espiralados de aprendizaje colaborativo.

En cuanto a la evaluación de los estudiantes en esta experiencia, se enfatizaron aspectos cualitativos tales como el desarrollo de aprendizaje significativo y el proceso de aprendizaje telecolaborativo y el cambio pedagógico visto. Se observó que la mayoría de la clase logró un dominio razonable del tema. Los autores consideran la experiencia llevada a cabo como sumamente enriquecedora, y que han logrado los objetivos propuestos.

Nube de etiquetas