Bajo el marco del proyecto de investigación: Mapas conceptuales: una herramienta para el aprendizaje significativo en matemática (Disp. CyT Nº 020/10 – UNPSJB)

Entradas etiquetadas como ‘mapas conceptuales de expertos’

Mapas conceptuales como organizadores previos en entornos virtuales

LA CONSTRUCCIÓN DE MAPAS CONCEPTUALES
PARA FORTALECER PROCESOS DE
AUTONOMIA EN EL APRENDIZAJE

Enith Castaño Bermúdez
Universidad del Valle
Colombia

encastan@gmail.com

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 ____________________________________________________

En el artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales se relata la experiencia realizada en dos asignaturas de nivel universitario en las que se consideraron los mapas conceptuales como estrategia que apoya la construcción de procesos de autoformación, utilizando el software CmapTools.

Los mapas conceptuales son una herramienta cognitiva que potencia estrategias de aprendizaje tales como comprensión, organización y elaboración de contenidos. Lo que resulta de sumo interés no es el mapa conceptual en sí, sino el proceso de elaboración que implica construir, reconstruir, reflexionar, profundizar; en resumen, un estudio eminentemente activo y cuidadoso. Esta comprensión significativa necesaria para la elaboración de mapas conceptuales es una estrategia ligada a procesos de tipo metacognitivo, pues como cita la autora del artículo:

cuando se comprende el proceso de producción del conocimiento
a través de las relaciones cruzadas que se establecen entre los
conceptos, el intercambio de significados y el cooperar con otros,
se promueve la apropiación y el uso de herramientas cognitivas y
habilidades  para la propia valoración y  autoevaluación del
proceso de aprendizaje
.”

Se esbozan brevemente los momentos del desarrollo de los mapas conceptuales en la década del sesenta de la mano de Joseph D. Novak, bajo la concepción del aprendizaje significativo de David Ausubel. Se reconoce también el acto educativo como una construcción social. Así, los mapas conceptuales se convierten en una estrategia socio-afectiva que requiere de la decisión, voluntad y disposición del estudiante a aprender significativamente, para lo cual debe ser participante activo y claro protagonista del proceso de aprendizaje, pues sólo así podrá contar con motivaciones personales que lo lleven a crear y establecer relaciones significativas que lo conduzcan a la comprensión, interpretación y transformación del medio que lo rodea.

En la experiencia relatada aquí, los profesores construyeron mapas conceptuales con el objetivo de facilitar la comprensión teórica, a modo de organizadores previos en la elaboración de los materiales didácticos para escenarios virtuales. La visualización del proceso de producción y construcción del conocimiento que brindan los mapas conceptuales en este contexto es un referente y una variable importante para fortalecer los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Es interesante rescatar la fundamentación de este trabajo, que permite ver claramente la importancia y papel de todos los actores dentro del ámbito de los entornos virtuales educativos.

Mapas conceptuales como itinerarios de aprendizaje

CONSTRUCCIÓN Y VALIDACIÓN DE UN ITINERARIO DE APRENDIZAJE
SOBRE DISEÑO Y PRODUCCIÓN DE
MATERIALES DIDÁCTICOS MULTIMEDIA

Barbara de Benito, Antonia Darder & Jesús Salinas
Universitat llles
Balears
España

Alberto Cañas
IHMC
Florida
U.S.

barbara.debenito@uib.es, antonia.darder@uib.es, jesus.salinas@uib.es

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 ___________________________________________________

En entornos virtuales resulta de suma importancia una buena planificación del proceso de enseñanza-aprendizaje atendiendo especialmente a la restructuración y secuenciación de contenidos en función de variables tales como las características del alumno, el entorno, etc. La forma más natural de secuenciar los contenidos está íntimamente relacionada con la estructura lógica del contenido y de la disciplina en la que se enmarca, pero no debe descuidarse desde ningún punto de vista el diseño instruccional. Una secuenciación que se adapte a las características del alumno será un modelo flexible, en el que las estrategias didácticas posibilitarán que el alumno adquiera conocimiento, investigue y tenga autonomía en su proceso de aprendizaje.

En este artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales los autores consideran que los mapas conceptuales pueden cumplir el papel de organizadores de la secuencia de aprendizaje, actuando como verdaderos itinerarios de aprendizaje.

Los mapas conceptuales son una potente herramienta que permite organizar, representar y almacenar el conocimiento. Cada concepto presente en ellos puede contener información ampliada (videos, textos, otros mapas, imágenes, etc),  y el recorrido por los mapas está siempre bajo el control del alumno, que es el protagonista en la generación de su propio camino de navegación.

Por itinerario de aprendizaje los autores entienden a un mapa conceptual que guía el aprendizaje en un tema determinado, y se diferencia de un mapa conceptual convencional en que éste explica el tema mientras que el itinerario de aprendizaje se centra en cómo aprenderlo. De ahí la importancia en la manera de organizar la secuencia de aprendizaje. Se constituye en una guía para los alumnos acerca de cómo recorrer los contenidos, procesos y actividades pero con suficiente flexibilidad como para que sea el alumno quien tenga el control de su propio aprendizaje. Esta flexibilidad se logra mostrando distintas secuencias a seguir a través de los contenidos. Resulta claro entonces que un itinerario de aprendizaje facilita la secuencia no lineal del aprendizaje y la organización de Objetos de Aprendizaje.

Un itinerario de aprendizaje se caracteriza por:

  • Ser  un potente organizador de conceptos, temas, etc. a ser aprendidos,
    así como de los objetos de aprendizaje a utilizar para lograrlo.

  • Dar una visión completa de lo que debe hacerse para comprender el tema
    de estudio.

  • Ofrecer un sistema de navegación flexible.

  • Ofrecer alternativas a seguir para la construcción de una secuencia propia
    de aprendizaje, en función de necesidades, intereses, estilos de aprendizaje, tiempos, etc.

  • Proporcionar protagonismo al alumno quien tiene el control en la secuencia de
    aprendizaje.

  • Constituirse en un mapa de experto.

El estudio realizado por lo autores consistió en la construcción, validación e implementación de un itinerario de aprendizaje basado en mapas conceptuales en el ámbito de la asignatura Tecnología Educativa de nivel universitario. Con la conformación de grupos de a lo sumo 3 alumnos, se pedía el diseño y producción de material multimedia interactivo, lo cual requiere el dominio de contenidos propios de la temática y de software pertinente. El lector interesado podrá ver en el artículo original todo lo referido a las preguntas planteadas durante la investigación y la forma de recoger la información para su posterior análisis. Además, puede observarse la versión final del itinerario de aprendizaje producido.

Dentro de la información recabada de los participantes en este trabajo, resultan interesantes los siguientes puntos:

  • Se considera que el uso de itinerarios de aprendizaje posee excelentes posibilidades en vistas a lograr una flexibilización de la enseñanza y la autonomía de los alumnos.

  • Se presentan problemas para interpretar el mapa en el caso de aquellos alumnos que no están acostumbrados a trabajar con mapas conceptuales, de modo que se solicita mayor participación y guía del docente.

  • Esta forma de trabajo requiere mayor esfuerzo, pero se considera positiva en tanto permite un control del proceso de aprendizaje, amoldándose a horarios, ritmos, estilos de aprendizaje, etc. de cada alumno.

  • No puede concluirse aun si conlleva mejores resultados académicos, pero aquellos alumnos que trabajaron el tema obtuvieron mayor calificación aunque no se ha trabajado con un grupo de control que permite establecer comparaciones.

  • Existen ciertas contradicciones en cuanto a la valoración de la representación de la información, en tanto por un lado los participantes de la experiencia manifiestan que la navegación por los contenidos facilita la orientación en el estudio del tema, pero por otro consideran que los materiales eran poco motivadores.

Es de rescatar las conclusiones de los propios autores del artículo, que me permito transcribir aquí por considerarlas una síntesis perfecta e interesante de esta experiencia:

  • Los itinerarios representados en mapas conceptuales presentan una doble capacidad de representación. Por un lado, permite jerarquizar niveles sucesivos de complejidad  (representación en “espiral” en niveles de elaboración), al mismo tiempo que se presenta como mapa de experto, dado que facilita la integración en un mismo soporte de diferentes técnicas para representar contenidos.

  • La secuencia no lineal de los itinerarios permite modelos que van desde un total control del profesor sobre la secuencia que sigue un alumno (sólo permite un único recorrido que es el que el profesor considera más adecuado) hasta un total control del alumno sobre la secuencia (no hay una secuencia predeterminada, ni incluso sugerida).

  • Un itinerario de aprendizaje permite al profesor tener un control real para organizar la asignatura como él quiere, pues le ofrece gran flexibilidad para organizar los contenidos y los objetos de aprendizaje. Sólo si el profesor tiene esa flexibilidad para organizar la asignatura, puede dar control a los alumnos. El mapa conceptual proporciona dicha flexibilidad.

  • Los organizadores previos son elementos claves en el diseño de materiales de aprendizaje y por lo tanto debe cuidarse su diseño e integración para que los materiales resulten motivadores.

  • La utilización de itinerarios basados en mapas conceptuales requiere que los alumnos posean determinadas destrezas en la creación de mapas conceptuales (tanto cognitivas como instrumentales).

  • Desde el punto de vista metodológico la implementación de itinerarios de aprendizaje requiere una detallada planificación así como actividades de seguimiento continuo por parte del docente.

Mapas conceptuales y estudiantes repitentes en el nivel secundario

¿QUÉ SE REPITE CUANDO SE REPITE?
USO DE MAPAS CONCEPTUALES PARA LA REFLEXIÓN

María Eugenia Alonso & Liliana Mabel Paradiso
Liceo N° 1 “José Figueroa Alcorta”
Ciudad de Buenos Aires
Argentina.

mariualonso@gmail.com

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 ____________________________________________________

En el trabajo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales las autoras describen un proyecto experimental que apunta a revisar las causas que llevan a estudiantes de nivel secundario a repetir varias veces un curso, a fin de subsanar aquellas dificultades que surgen asociadas a la evidencia de que estos estudiantes no presentan cambios que les permitan superar al siguiente año la situación de frustración por la que atraviesan. Para esta tarea consideran adecuado el uso de mapas conceptuales.

Las autoras comienzan la presentación indagando brevemente la experiencia de repetir de año desde un punto de vista psicológico y desde las Teorías del Aprendizaje.

El trabajo se apoya en las concepciones de Vigotski, Bruner y Ausubel, entendiendo a la educación como un hecho social en el que se comparten significados, y centrando el proceso de aprendizaje en el alumno. Se hace referencia a la Zona de Desarrollo Próximo y al concepto de andamiaje, a los que ya me he referido en un artículo previo de autoría propia. Se destacan también el acento puesto en la organización del conocimiento en estructuras y en las reestructuraciones sucesivas resultantes de la interacción con nueva información, y en el aprendizaje significativo.

Consideran a los mapas conceptuales como herramientas eficientes para fomentar el aprendizaje cualquiera sea el área educativa a la que se apliquen, y cualquiera sea su función: evaluación, toma de notas, ayuda en el estudio, planificación, andamiaje, consolidación de experiencias, mejoras del aprendizaje, organización de contenido, entre otras.

Los mapas conceptuales en el contexto de esta experiencia ayudan a que los estudiantes organicen sus ideas, descubran el significado de los factores que determinan su repitencia y visualicen claramente esos factores y las relaciones entre ellos. Además, son un método de estudio que puede perdurar en su futura incursión escolar.

El software empleado en la elaboración de los mapas conceptuales es CmapTools, dado que, en opinión de las autoras, es una herramienta gratuita, de fácil e intuitivo uso, que brinda libertad en cuanto al espacio de representación, la opción de expresar sus propias ideas, incluir estilos, etc. Además, destacan el potencial de este software al fomentar el constante diálogo entre el docente y el estudiante.

Si bien la experiencia estaba en desarrollo al momento de presentar el trabajo se describe la metodología a implementar. En lo que respecta a los mapas conceptuales, los mismos son presentados a los alumnos como guías a partir de los cuales podrán reflexionar y ordenar su pensamiento sobre los factores que determinaron su repitencia, de modo de implementar estrategias que les permitan generar cambios para superar el problema. Cada estudiante contará con su propia carpeta en CmapTools, con mapas conceptuales a completar y elaborar. Los mapas propuestos suponen un proceso de diferenciación progresiva para lograr cumplir los objetivos planteados. El hecho de trabajar con mapas predeterminados tiene como objetivo ordenar el pensamiento de los alumnos y proponerles a partir de ellos la reflexión de sus propias actitudes.

Cada mapa analiza un factor probable de repitencia, y todos ellos están enlazados a fin de que los estudiantes puedan tener una idea precisa de la situación en su completitud. Analizado cada mapa el propio estudiante deberá elaborar un mapa propio esbozando los cambios que propone para mejorar su situación frente al estudio.

El trabajo presenta el enlace en el que pueden visualizarse los mapas conceptuales propuestos, así como mapas parciales elaborados por estudiantes, lo que puede resultar de interés al lector.

El artículo finaliza con algunos datos respecto de la primera parte de la experiencia y un análisis parcial breve de los mismos.

Mapas conceptuales como gestión de conocimiento en bibliotecas

LOS MAPAS CONCEPTUALES COMO HERRAMIENTA
DE GESTIÓN DE CONOCIMIENTO
EN UN SERVICIO DE REFERENCIA
EN CIENCIAS DE LA SALUD:
CASO BIBLIOTECA JUAN ROA VÁSQUEZ
DE LA UNIVERSIDAD EL BOSQUE

Sebastian  Vargas Jiménez
Pontificia Universidad Javeriana
Bogotá D.C.
Colombia

sebfin07@gmail.com

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 ________________________________________________

En el artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales se relata una experiencia piloto acerca del uso de mapas conceptuales como herramienta para la gestión de conocimiento en una biblioteca de Colombia. El software utilizado para la tarea es CmapTools. El trabajo permite conocer una de las tantas aplicaciones de los mapas conceptuales, y se presenta como un proceso de innovación en la prestación del servicio de referencia a unidades de información, destacándose una mejor comprensión de la labor del referencista, mejor atención al usuario y optimización en el uso del servicio.

En cuanto a los mapas conceptuales, los autores señalan su potencial como organizadores de información personal, como aplicación en entornos educativos y a nivel empresarial, último aspecto vinculado al trabajo presentado. La elaboración de los mapas conceptuales permite capturar el conocimiento producido por una persona.

Los autores ven a CmapTools como un software adecuado para la elaboración de mapas conceptuales, pues permite ver a éstos no sólo como herramientas de captura de conocimiento, sino que también se constituyen en organizadores de información, potenciando la preservación documental y la comunicación entre los productos elaborados por la biblioteca.

El lector interesado podrá encontrar en el artículo original precisiones respecto al servicio de referencia, con material que puede resultar de utilidad. Además, accederán a una descripción de las etapas desarrolladas a lo largo de esta experiencia piloto y de las futuras perspectivas de acción.

Administrando conocimiento a través de mapas conceptuales

CONCEPTUAL MAPS AS A TOOL
FOR KNOWLEDGE MANAGEMENT AT UNIVERSITIES

Cristiane L. S. Garcia & Marta L. P. Valentim
Universidade Estadual Paulista (UNESP)
Brasil

valentim@valentim.pro.br

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 _________________________________________________

El artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales se centra en la administración de conocimiento a través de mapas conceptuales, experiencia llevada a cabo en una Universidad de Brasil, pero cuya concepción básica a mi entender se extiende a cualquier otra institución de nivel universitario.

La administración de conocimiento involucra técnicas, herramientas, instrumentos y acciones para garantizar una correcta sistematización, socialización y divulgación del conocimiento y asegurar compartir conocimiento con otros. Las personas son capaces de sistematizar y socializar el conocimiento, y si además descubren como apropiado el uso y/o aplicación de ese conocimiento, el proceso puede convertirse en una generación de nuevas ideas, creando así más conocimiento a modo de una espiral continua. Los mapas conceptuales se constituyen en una excelente herramienta para la administración del conocimiento, debido a que posibilitan sistematizar el conocimiento existente en un determinado contexto y permite comprender lo que una persona o grupo piensa acerca de un determinado tema, aspecto, concepto, etc.

Las universidades son responsables de gran parte del conocimiento científico producido en una nación. Este conocimiento es construido por docentes, investigadores y a través de actividades de extensión, y vuelve a la sociedad a fin de provocar acciones que impacten en el desarrollo económico, social y tecnológico. Sin embargo, gran parte de este conocimiento construido se limita a la persona o al grupo de personas vinculadas en su generación. Quizás esto se deba a que no existe una acción organizada adecuada tendiente a registrar y diseminar el conocimiento. Las prácticas respecto a la administración del conocimiento podrían entonces contribuir a la socialización del mismo y a compartir conocimiento de manera eficiente a modo de una espiral continua de construcción de conocimiento, ampliando así sustancialmente el acceso, apropiación y uso del mismo.

Los mapas conceptuales fueron aplicados en esta oportunidad con la intención de llevar a cabo la administración del conocimiento científico en el ISD (Information Science Department) de la UNESP (Sap Paulo State University), con el objeto de sistematizar parte del conocimiento existente de los expertos. A partir de la aplicación de los mapas conceptuales, resultó posible obtener un mapa acerca del concepto de Ciencia de la Información, cuya construcción ocurrió a partir de conceptos y proposiciones encontradas por docentes e investigadores del ISD. Además, se usó el método Delphi que permitió la recolección de los conceptos y proposiciones en múltiples y diferentes rondas.

La administración de conocimiento apunta a socializar el conocimiento construido individualmente o por un grupo determinado, creando así una dinámica de intercambio en la generación de conocimiento individual y colectiva. La administración de conocimiento aplicada a cualquier ámbito permite una espiral que apunta a identificar, capturar, sistematizar, compartir, diseminar, usar y apropiar. Es un conjunto de estrategias para crear, adquirir, compartir y usar recursos de conocimiento. A pesar de que son varias las herramientas que pueden aplicarse a la administración de conocimiento, se destacan los mapas conceptuales.

Los mapas conceptuales surgieron en los años 1960 en una investigación dirigida por Joseph Novak. Son entendidos como “una representación visual para compartir significados” capaz de transformar en concreto lo que era abstracto. De esta manera, el experto puede representar la organización de un determinado conocimiento cuya ventaja está relacionada con la conjunción entre el conocimiento y su fuente, preservando determinadas características tácitas del conocimiento que muchas veces podrían perderse.

A través de la visualización de los mapas conceptuales es posible verificar un determinado conocimiento y sus relaciones específicas y genéricas, agregando así diferentes posibilidades de percepción y lectura dado que el lector interactúa con el mapa aplicando su propio conocimiento. Los mapas conceptuales objetivos son vinculados con la administración de conocimiento en tanto principalmente se esfuerzan por identificar, capturar, compartir, usar, apropiar y re-elaborar el conocimiento.

El trabajo rescata la importancia de los mapas conceptuales para la consecución de este tipo de objetivos, e insta a continuar con esta experiencia, lo cual puede ser sumamente interesante de replicar en otras áreas de conocimiento. Por último, cabe señalar que en esta ocasión se ha utilizado CmapTools para la generación de los mapas conceptuales, fundamentalmente por su flexibilidad a la hora de insertar nuevos conceptos, crear nuevas relaciones y continuar llevando a cabo la administración de conocimiento.

Nube de etiquetas