Bajo el marco del proyecto de investigación: Mapas conceptuales: una herramienta para el aprendizaje significativo en matemática (Disp. CyT Nº 020/10 – UNPSJB)

Entradas etiquetadas como ‘nivel universitario’

Administrando conocimiento a través de mapas conceptuales

CONCEPTUAL MAPS AS A TOOL
FOR KNOWLEDGE MANAGEMENT AT UNIVERSITIES

Cristiane L. S. Garcia & Marta L. P. Valentim
Universidade Estadual Paulista (UNESP)
Brasil

valentim@valentim.pro.br

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 _________________________________________________

El artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales se centra en la administración de conocimiento a través de mapas conceptuales, experiencia llevada a cabo en una Universidad de Brasil, pero cuya concepción básica a mi entender se extiende a cualquier otra institución de nivel universitario.

La administración de conocimiento involucra técnicas, herramientas, instrumentos y acciones para garantizar una correcta sistematización, socialización y divulgación del conocimiento y asegurar compartir conocimiento con otros. Las personas son capaces de sistematizar y socializar el conocimiento, y si además descubren como apropiado el uso y/o aplicación de ese conocimiento, el proceso puede convertirse en una generación de nuevas ideas, creando así más conocimiento a modo de una espiral continua. Los mapas conceptuales se constituyen en una excelente herramienta para la administración del conocimiento, debido a que posibilitan sistematizar el conocimiento existente en un determinado contexto y permite comprender lo que una persona o grupo piensa acerca de un determinado tema, aspecto, concepto, etc.

Las universidades son responsables de gran parte del conocimiento científico producido en una nación. Este conocimiento es construido por docentes, investigadores y a través de actividades de extensión, y vuelve a la sociedad a fin de provocar acciones que impacten en el desarrollo económico, social y tecnológico. Sin embargo, gran parte de este conocimiento construido se limita a la persona o al grupo de personas vinculadas en su generación. Quizás esto se deba a que no existe una acción organizada adecuada tendiente a registrar y diseminar el conocimiento. Las prácticas respecto a la administración del conocimiento podrían entonces contribuir a la socialización del mismo y a compartir conocimiento de manera eficiente a modo de una espiral continua de construcción de conocimiento, ampliando así sustancialmente el acceso, apropiación y uso del mismo.

Los mapas conceptuales fueron aplicados en esta oportunidad con la intención de llevar a cabo la administración del conocimiento científico en el ISD (Information Science Department) de la UNESP (Sap Paulo State University), con el objeto de sistematizar parte del conocimiento existente de los expertos. A partir de la aplicación de los mapas conceptuales, resultó posible obtener un mapa acerca del concepto de Ciencia de la Información, cuya construcción ocurrió a partir de conceptos y proposiciones encontradas por docentes e investigadores del ISD. Además, se usó el método Delphi que permitió la recolección de los conceptos y proposiciones en múltiples y diferentes rondas.

La administración de conocimiento apunta a socializar el conocimiento construido individualmente o por un grupo determinado, creando así una dinámica de intercambio en la generación de conocimiento individual y colectiva. La administración de conocimiento aplicada a cualquier ámbito permite una espiral que apunta a identificar, capturar, sistematizar, compartir, diseminar, usar y apropiar. Es un conjunto de estrategias para crear, adquirir, compartir y usar recursos de conocimiento. A pesar de que son varias las herramientas que pueden aplicarse a la administración de conocimiento, se destacan los mapas conceptuales.

Los mapas conceptuales surgieron en los años 1960 en una investigación dirigida por Joseph Novak. Son entendidos como “una representación visual para compartir significados” capaz de transformar en concreto lo que era abstracto. De esta manera, el experto puede representar la organización de un determinado conocimiento cuya ventaja está relacionada con la conjunción entre el conocimiento y su fuente, preservando determinadas características tácitas del conocimiento que muchas veces podrían perderse.

A través de la visualización de los mapas conceptuales es posible verificar un determinado conocimiento y sus relaciones específicas y genéricas, agregando así diferentes posibilidades de percepción y lectura dado que el lector interactúa con el mapa aplicando su propio conocimiento. Los mapas conceptuales objetivos son vinculados con la administración de conocimiento en tanto principalmente se esfuerzan por identificar, capturar, compartir, usar, apropiar y re-elaborar el conocimiento.

El trabajo rescata la importancia de los mapas conceptuales para la consecución de este tipo de objetivos, e insta a continuar con esta experiencia, lo cual puede ser sumamente interesante de replicar en otras áreas de conocimiento. Por último, cabe señalar que en esta ocasión se ha utilizado CmapTools para la generación de los mapas conceptuales, fundamentalmente por su flexibilidad a la hora de insertar nuevos conceptos, crear nuevas relaciones y continuar llevando a cabo la administración de conocimiento.

Anuncios

Mapas conceptuales y aprendizaje en adultos

EL MAPA CONCEPTUAL COMO RECURSO DIDACTICO PARA LA MEJORA DEL APRENDIZAJE DE HISTORIA DEL ARTE,
EN ALUMNOS DE LAS AULAS UNIVERSITARIAS DE LA
EXPERIENCIA, PARA MAYORES DE 50 AÑOS

 Ana María Mendioroz Lacambra & Fermín María González
Universidad Pública de Navarra, España

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 __________________________________________________________

El artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales relata la experiencia desarrollada en el ámbito de la Historia del Arte en un curso dirigido a mayores de 50 años en la Universidad Pública de Navarra, Pamplona, España. Más precisamente se trabaja el “Arte del Renacimiento en Italia”, uno de los temas cubiertos por la asignatura Historia del Arte Moderno, correspondiente al 2º curso de la Diplomatura en Humanidades.

La heterogeneidad vital e intelectual de los estudiantes lleva a la necesidad de renovar el proceso de enseñanza-aprendizaje, de forma de atender a la diversidad e intereses de los participantes. El proceso tradicional de enseñanza consistente en la memoria por repetición mecánica resulta dificultoso y genera inseguridades, además de no contemplar el aprendizaje realizado a lo largo de sus vidas. Surge entonces la necesidad de implementar estrategias que posibiliten acercarse al conocimiento teniendo en cuenta sus saberes previos, lo cual propiciará un rico ambiente de aprendizaje.

En virtud de la ubicuidad de la imagen en el contexto actual, uno de los objetivos que se planteaba en esta asignatura era que los estudiantes “aprendieran a ver”, lo cual les permitiría disfrutar el arte desde un sentido estético superior. Para ello, debía cambiarse la estrategia de presentar catálogos de artistas y obras comentadas por otra que condujera a los alumnos a adquirir habilidades para valorar la creación desde una auténtica sinergia entre pensamiento-ciencia y arte.

Luego de un rastreo realizado por Internet y de consultar la bibliografía publicada se llegó a la conclusión de que si bien existen mapas conceptuales sobre el renacimiento, tema en el que se centra el artículo, estaban enfocados en contenidos concretos tales como música, arte o filosofía, no respondiendo a las expectativas del curso, además de no adaptarse al colectivo de alumnos universitarios mayores de 50 años. Surgió entonces la necesidad de generar material pertinente que posibilitara la consecución de estos objetivos, y para ello se optó por los mapas conceptuales.

Para la elaboración del material se procedió en primer lugar a identificar los temas generales que permitieran comprender el arte del Renacimiento, teniendo en cuenta el contexto de la época. A continuación se procedió a presentar y analizar los autores y obras más relevantes, pero justificando esta producción desde las múltiples relaciones que podían establecerse con el contexto antes estudiado, generándose además un marco que permitía proyectar la influencia de estos autores en movimientos y estilos posteriores.

Para la elaboración de los mapas conceptuales se utilizó el software CmapTools, herramienta que potencia su uso en tanto permite un acceso contextualizado a recursos pertinentes hallados en Internet.

Surgió entonces un mapa conceptual elaborado por el profesor, que contaba con una larga experiencia académica en la asignatura, como andamiaje para este modelo de conocimiento acerca del Renacimiento italiano. A su vez este mapa conceptual base cuenta con tres mapas conceptuales subordinados, cada uno de los cuales tiene una fotografía enlazada asociada a los conceptos correspondientes a cada mapa. Además se anexa información pertinente sobre conceptos claves.

De esta manera, los mapas conceptuales contribuyen en este contexto a presentar de manera conceptualmente transparente e interrelacionada cada uno de los factores que determinaron la producción artística de una época, permitiendo además el acercamiento a otras etapas artísticas en función de influencias pasadas y futuras. Además, el aprendizaje generado a través de esta estrategia resulta por demás significativo para el estudiante, más aún para mayores de 50 años, dado que permite rescatar sus aprendizajes previos para avanzar en nuevos aprendizajes.

A través de los mapas conceptuales esta experiencia ha permitido rescatar errores conceptuales tales como la tendencia a compartimentar los estilos artísticos sin relacionarlos entre si, y la valoración de la producción artística en términos de la personalidad del autor y sin otras consideraciones. El uso de los mapas conceptuales permite generar un proceso de aprendizaje más globalizado y significativo, de manera tal de clarificar conceptos, ordenarlos jerárquicamente, relacionarlos entre si, procesar nueva información y agregarla a la que ya poseen.

Mapas conceptuales y rendimiento académico

LOS MAPAS CONCEPTUALES UNA
ESTRATEGIA PARA MEJORAR EL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE  DE LA
NEUROANATOMÍA

Adriana Margarita Flórez Uribe, Jaime Otoniel Ayala Pimentel,
Carlos Arturo Conde Cotes
Universidad Industrial de Santander, Colombia

 Concept Maps: Making Learning Meaningful

Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping

J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.

Viña del Mar, Chile, 2010

 ___________________________________________________

Este artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales explora las mejoras en el rendimiento académico de alumnos de nivel universitario de la carrera de Medicina ante la implementación de la estrategia de uso de mapas conceptuales.

En principio se cita que la metodología utilizada para el desarrollo de las clases en las asignaturas de este área en estudio es de tipo conferencia magistral, la que a pesar de ser efectiva en cuanto a la transmisión de contenidos ya elaborados, presenta debilidades lógicas debido a que están centradas en el profesor que es quien dirige la dinámica, y se observa escasa participación de los alumnos, quienes se limitan a la toma de apuntes y a efectuar esporádicamente una consulta. Como alternativa a este esquema tan marcado en el ámbito universitario se propone aquí experimentar experiencias innovadoras de tipo participativo, que hagan uso de herramientas de carácter constructivo y dialógico.

Los mapas conceptuales son la representación visual, lógica y coherente de la estructura cognitiva de un individuo en relación al conocimiento de un argumento preciso, y están orientados hacia la consecución de aprendizajes significativos y duraderos. Están conformados por tres elementos básicos:

  • Conceptos: que  corresponden a una palabra o una frase nominal muy breve que se  emplea para designar objetos, ideas o eventos, y se colocan  generalmente dentro de un círculo.

  • Palabras de enlace:  sirven para unir los conceptos y señalan los tipos de relación que  existe entre ellos.

  • Proposiciones: son  unidades semánticas constituidas por dos o más términos  conceptuales ligados por una o más palabras de enlace.

Las características más destacadas de los mapas conceptuales son:

  • Jerarquización: los  conceptos están organizados por orden de inclusividad, ya sea por  diferenciación progresiva o reconciliación integradora.

  • Simplificación: esto exige una selección apropiada de modo que el mapa sea una síntesis de los más significativo del tema abordado.

  • Impacto visual: la presentación de los conceptos y sus relaciones debe resultar clara, concisa y vistosa.

En el artículo podrá encontrarse la metodología llevada a cabo en esta investigación. Aquí simplemente se abordarán los aspectos generales ligados a los mapas conceptuales y su uso como herramienta en el nivel universitario.

Para la utilización de los mapas conceptuales se conformaron tres etapas bien diferenciadas. En la primera etapa se explicó a los estudiantes el significado, las características, los propósitos y la forma de construir mapas conceptuales. Se enfatizó la necesidad de consultar textos para comprender mejor los conceptos fundamentales del tema, reflexionar acerca de las relaciones existentes entre ellos y las que podían establecer con conocimientos previos. Se explicó la diferencia entre un mapa conceptual considerado como esquema o como diagrama, de modo que las producciones no resultaran ser simples secuencias lineales de acontecimientos, de datos o de hechos.

En la segunda etapa, el profesor exponía el tema en forma concisa y breve, explicando la metodología a tratar en la clase que podía ser alguna de las siguientes:

  • Entregar una lista  de conceptos sobre los que trabajar.

  • Entrega de mapas conceptuales incompletos, que en ocasiones incluían errores, para que sean reelaborados.

  • Identificación de un listado de conceptos para construir el mapa conceptual.

A continuación los estudiantes por grupos proceden a la lectura de fuentes bibliográficas, y analizan, discuten y organizan las ideas para realizar la tarea propuesta. Por último, se socializan los resultados en sesiones plenarias, se responden dudas, se clarifican ideas y se enriquecen los trabajos con los aportes del grupo total. Esta ultima parte de la clase se complementa con el uso de diapositivas, y en todo momento se induce a la reflexión del proceso seguido.

En la tercera etapa los estudiantes trabajan de manera independiente analizando y evaluando el trabajo realizado en clase, y elaboran un informe que consta de la entrega de tres a cinco mapas dependiendo del contenido temático abordado.

En las conclusiones los autores citan que los mapas conceptuales se constituyen en una estrategia pedagógica que propende por transformar al alumno pasivo-receptor en activo constructor y al docente transmisor en mediador, favorecedor y facilitador del aprendizaje. En el trabajo realizado evidencian que el uso de mapas conceptuales como estrategia para la mejora del rendimiento académico de los estudiantes es una herramienta útil y efectiva, independientemente del tema que sea abordado. Los mapas conceptuales fueron el pilar en la formación y estructuración del conocimiento, lo que permitió una mejora en el rendimiento académico de los estudiantes. Así, se convierten en una herramienta útil en la enseñanza-aprendizaje y en el proceso de conversión de estudiante hacia un sujeto que interactúa, aporta y construye conocimiento.

El aprendizaje con mapas conceptuales depende del tema elegido?

COMPARACIÓN DEL INCREMENTO DE APRENDIZAJE OBTENIDO AL UTILIZAR MAPAS CONCEPTUALES Y CMAPTOOLS EN EL ESTUDIO DE DOS TEMAS DIFERENTES, PERO DE NIVEL DE CONTENIDO CONCEPTUAL EQUIVALENTES
Guadalupe Martínez, Ángel Luis Pérez, Mª Isabel Suero & Pedro J. Pardo,
Universidad de Extremadura, España
Email: mmarbor@unex.es

Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

_________________________________________________

En este artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales los autores se preguntan si, ante contenidos equivalentes a nivel conceptual, el incremento de aprendizaje logrado mediante el uso de mapas conceptuales y CmapTools depende del tema estudiado. En esta oportunidad se usan mapas conceptuales en asignaturas ligadas al área de Física, a nivel universitario.

Los mapas conceptuales permiten una mejor asimilación de los conceptos acerca de un tema determinado mediante la elaboración de proposiciones nuevas que se integran a la estructura cognitiva ya existente, originando un aprendizaje significativo. Pueden ser empleados en diferentes niveles educativos. En los últimos años se han convertido en una herramienta eficaz para que los alumnos construyan su conocimiento mediante la organización y jerarquización de contenidos conceptuales.

El software CmapTools facilita la construcción de mapas conceptuales, permitiendo que los alumnos organicen y estructuren con facilidad los contenidos de un determinado tema, lo que resulta de provecho en el estudio de determinadas asignaturas, sobre todo aquellas que conllevan un alto contenido conceptual.

Los pormenores de la investigación pueden consultarse en el artículo. Se incluye el enlace en el que están disponibles los mapas conceptuales utilizados en la experiencia, enlazados en un dominio de conocimiento. Además están presentes todos los datos estadísticos recabados y el análisis de los mismos.

En los temas tratados, los estudiantes tenían conocimientos iniciales mínimos.

Entre las conclusiones vertidas por los autores respecto de esta investigación se señala:

  •  Existe un incremento de aprendizaje en aquellos alumnos que utilizan mapas conceptuales y el programa CmapTools frente a aquellos que no lo hacen.
  • El incremento de aprendizaje conseguido al utilizar mapas conceptuales en el estudio de temas distintos pero con un nivel de contenido conceptual es similar, lo que permite concluir que los mapas conceptuales son una herramienta que ayuda a los estudiantes a aprender significativamente los conceptos independientemente de la materia objeto de aprendizaje, siempre que el nivel de contenidos conceptual sea análogo.
  • El empleo de mapas conceptuales ayuda a mejorar el rendimiento académico de los estudiantes en el estudio de cualquier tema.

Nube de etiquetas