Bajo el marco del proyecto de investigación: Mapas conceptuales: una herramienta para el aprendizaje significativo en matemática (Disp. CyT Nº 020/10 – UNPSJB)

Entradas etiquetadas como ‘prueba de asociación de Olmstead-Tukey’

Comparando mapas conceptuales – análisis estructural

APRIMORANDO LA TÉCNICA DE
ANÁLISIS ESTRUCTURAL DE MAPAS CONCEPTUALES
CON EL OBJETIVO DE OBTENER UN MAPA REPRESENTATIVO
DE UN GRUPO DE ESTUDIANTES

Regina Raquel Gonçalves Cavalcanti, Flavio Antonio Antonio Maximiano
USP-Universidade de São Paulo

reginaraquel@usp.br, famaxim@iq.usp.br

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 __________________________________________________

En el artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales los autores exponen una metodología para comparar mapas conceptuales realizados por alumnos de distintos turnos de nivel universitario.

Los pormenores respecto de la metodología utilizada pueden leerse en el artículo original.

Inicialmente se presentó la herramienta a los estudiantes en una exposición basada en qué son los mapas conceptuales, su utilidad, formas, ejemplos, diferencias entre mapas conceptuales y otras representaciones gráficas tales como organigramas y proyectos, representación de jerarquías de los conceptos y los pasos necesarios para la elaboración de mapas conceptuales. Como cierre se realizó la construcción de un mapa conceptual en base a siete conceptos. En una etapa posterior se brindó a los alumnos un listado de conceptos (36 en total) ordenados alfabéticamente sobre un tema vinculado a Química para que elaboraran un mapa conceptual con ellos. Una vez concluido el mismo se procede a la lectura de libros didácticos sobre el tema, y los alumnos debieron realizar un mapa conceptual no necesariamente incluyendo la totalidad de los conceptos dados e incluso con la opción de incorporar nuevos conceptos.

Los mapas conceptuales obtenidos fueron analizados usando la metodología del análisis estructural de Mapas Conceptuales (AEMC) donde:

  • Cada  mapa conceptual se transforma en una matriz de asociación donde a
    cada par de conceptos con un valor existente de la relación se le atribuye el valor 1.

  • Las matrices se agregan dando por resultado una matriz final que indica
    el número total de relaciones para cada par de conceptos.

  • La adición de las relaciones para cada concepto provee el número total de las relaciones: R.

  • La razón entre las diversas relaciones y el número de relaciones posibles indica la frecuencia de relaciones de un concepto con respecto al otro: F

  • A través de la matriz final se puede, por medio de la prueba de Olmstead-Tukey, determinar cuáles de los conceptos son dominantes (alto R y alta F), constantes (R bajo y alta F), ocasionales (alto R y F baja) y raros (R bajo y F baja).

  • A la licencia de la matriz final, se construyó un mapa conceptual representativo para cada uno de los grupos de estudiantes estudiados. Para ello se consideraron las relaciones presentes en por lo menos el 25% de cada grupo.

Según la metodología seguida para el análisis estructural (perteneciente a Gonzalez-Yoval), para una determinada proposición existente en el mapa conceptual se puede señalar la relación entre dos conceptos y también efectuar la suma de las relaciones,
siguiendo las líneas o las columnas de la matriz.  Sin embargo los autores identifican esta acción como poco apropiada teniendo en cuenta que el efecto de ello en los conceptos terminales de una proposición no estaría bien marcado. No obstante, esto ha sido subsanado en trabajos más recientes de Gonzalez-Yoval, creando una nueva categoría para estos conceptos terminales además de las cuatro ya mencionadas.

Dado que un concepto puede ser terminal en un mapa y no serlo en otro, los autores proponen una modificación al método como sigue. Las matrices fueron divididas por una diagonal con valores iguales a cero, y cada par de conceptos fue marcado en la región inferior y superior a la diagonal. De esta manera, dada una relación entre dos conceptos cualesquiera A y B, se marca en la matriz celdas correspondientes al cruce de estos conceptos, tanto en relación a las filas como a las columnas. Se obtiene así una matriz simétrica. Otro cambio propuesto es normalizar el número total de relaciones (R) dividiendo su valor por el número total de mapas de cada grupo. Se genera entonces la razón relaciones/mapa (R/M) que representa el número promedio de relaciones en cada muestra de alumnos, lo que permite mejorar la comparación entre ellos.

En el artículo pueden encontrarse las conclusiones vinculadas a la comparación de los mapas conceptuales de esta experiencia particular, y las tablas obtenidas para tal efecto.

Resulta interesante de este artículo observar una metodología que permite la comparación entre mapas conceptuales.

Evolución del conocimiento y mapas conceptuales

LOS MAPAS CONCEPTUALES COMO INSTRUMENTO DE
IDENTIFICACION DE LAEVOLUCIÓN DE
REPRESENTACIONES DEL CONOCIMIENTO EN ECOLOGIA

María Eugenia Salamanca Ávila  & Cécile Vander Borght
Université Catholique de Louvain
Bélgica

maria.salamanca@uclouvain.be
mariae_salamanca@hotmail.com
cecile.vanderborght@uclouvain.be

 Concept Maps: Making Learning Meaningful
Proc. of Fourth Int. Conference on Concept Mapping
J. Sánchez, A.J. Cañas, J.D. Novak, Eds.
Viña del Mar, Chile, 2010

 _______________________________________________________

En el artículo presentado en el Cuarto Congreso Internacional de Mapas Conceptuales se explora la identificación de la evolución del conocimiento a través de mapas conceptuales en el área de la Biología. Más específicamente se trabaja el tema de la ecología. Se trabajó con tres cohortes de estudiantes, quienes confeccionaron mapas conceptuales antes, durante y después de un curso de la temática citada.

Los mapas conceptuales son vistos como instrumentos de observación del proceso evolutivo del conocimiento, dado que permiten visualizar las relaciones que los estudiantes establecen entre distintos conceptos. Los autores se adhieren al concepto de representación propuesto por Galagovsky: “conjunto coherente de concepciones y
teorías intuitivas, funcionales a los desempeños de cada sujeto en el mundo real”, y conciben a la adquisición de conocimiento como lo hacen Pozo & Gómez: “integrar jerárquicamente las formas de representar y concebir el mundo en un nuevo sistema de conocimiento científico en el que adquieren un nuevo significado.”

Los mapas conceptuales sirven para representar significados y se constituyen en herramientas apropiadas para la representación de conocimiento, de la estructura cognitiva del ser humano. Hacen visibles las estructuras del conocimiento previo, y ayudan a los estudiantes a identificar la naturaleza y el papel que juegan los distintos conceptos y relaciones en una temática dada, comparando la representación en su mente con la realidad.

Los autores citan una serie interesante de cuestiones que exploran, que se citan a continuación, y las hipótesis que ellos tienen al respecto (que pueden consultarse en el artículo original):

  • ¿cómo evoluciona el proceso de construcción de mapas conceptuales?

  • ¿en qué consiste la evolución topológica? (atendiendo aquí el número  de conceptos, niveles jerárquicos de los mismos, puntos de  ramificación, número de enlaces)

  • ¿en qué consiste la evolución semántica?

  • ¿En  qué consiste la evolución de la secuencia de lectura?

La metodología puesta en práctica se describe a continuación. Se trabaja en el ámbito de un curso universitario, y a partir de entrevistas efectuadas a titulares del curso se identificaron los conceptos fundamentales, que unido al análisis del libro de referencia permitieron la realización de mapas conceptuales. Para la elaboración de éstos por parte de los estudiantes se adjunta la lista de conceptos considerados. Cada estudiante participante de esta experiencia debió efectuar tres mapas conceptuales, durante y después del curso, con la ayuda del software CmapTools.

Para el análisis de los mapas conceptuales se tuvieron en cuenta tres dimensiones:

  • el proceso de elaboración: referido a actividades cuantificables en la
    construcción del mapa conceptual.

  • el mapa como producto: el mapa conceptual presenta aquí toda la
    información acerca de su topología y semántica.

  • la secuencia de lectura: factor de validación de la topología y
    semántica del mapa conceptual. Tiene por objetivos:

      • la verificación de si los conceptos y enlaces escritos se corresponden con el material propuesto o si existen diferencias.

      • La verificación de los enlaces que han sido planteados pero que  no son explícitos en la escritura.

El lector interesado en obtener más información acerca de estas dimensiones puede consultar en el artículo original referencias a fuentes bibliográficas. No obstante se recomienda el análisis de la Tabla 2 del artículo, que presenta un esquema desarrollado del análisis de un mapa conceptual que se considera de suma utilidad.

Dado que la experiencia aun se encuentra en etapa de desarrollo al momento de presentar el trabajo, los autores remarcan los siguientes resultados parciales:

  • Los mapas conceptuales proporcionan información detallada acerca del  proceso de elaboración, producto y secuencia de lectura, y facilitan la identificación de los aspectos que evolucionan en el tiempo.

  • Los mapas conceptuales se construyen de modo que la redacción de enlaces es posterior al posicionamiento de conceptos, y contienen una proporción de proposiciones estáticas mayor que las dinámicas.

  • Al leer el mapa conceptual, el autor sigue la estructura topográfica pero con frecuencia modifica o complementa el contenido semántico.

  • A medida que se evoluciona en la práctica se observa una disminución del número de etapas en la construcción de los mapas conceptuales, un aumento en la complejidad topológica y del número de proposiciones estáticas y neutras.

Se menciona finalmente la aplicación de la prueba de asociación de Olmstead-Tukey, que establece una relación entre el total de relaciones de los conceptos con la frecuencia de asociación, como una herramienta interesante para el análisis de mapas conceptuales, dado que permite identificar los conceptos dominantes, constantes, ocasionales y raros presentes en ellos.

Nube de etiquetas